14 junio 2012

El hip hop sicodélico

Las previsiones de la organización de Sónar para la edición que empieza hoy e inundará Barcelona de música electrónica hasta la madrugada del sábado son altamente optimistas: una asistencia aproximada de 80.000 personas, que consolidaría la línea mantenida en los últimos años. Los primeros datos que han llegado de la venta de entradas -ya agotadas para las jornadas diurnas del CCCB para el viernes y el sábado, y con más de un rezagado reclamando reventa por las redes sociales-, en efecto, vaticinan un nuevo lleno en los recintos de Sónar.

La programación de hoy tiene un plato fuerte, de noche, en el escenario nocturno de Fira Gran Via 2 de L'Hospitalet, donde actuará la veterana e influyente banda inglesa de pop electrónico New Order, en un concierto de entrada sólo por invitación -y que tendrá réplica el sábado en el mismo lugar, para el público general.

Durante el día, en el CCCB y el Macba, el protagonismo se lo llevan, sobre todo, el sello californiano de hip hop psicodélico, comandado por el gran maestro de los ritmos poliédricos del último lustro, Flying Lotus -sobrino nieto de John Coltrane, capaz de traspasar la imaginería astral de aquel jazz familiar a la abstracción electrónica-, y nuevas sensaciones del pop sintético underground como Trust o Totally Enormous Extinct Dinosaurs, que aportarán brillo a un Sónar que quiere empezar con buenas vibraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario